viernes, septiembre 10, 2010

HIJOS DE LOBOS, por Tanith Lee





CONTRAPORTADA

"Incluso en el mundo actual quedan rincones en los que las fuerzas malignas del pasado siguen proyectando sus sombras terroríficas. Cuando el joven Christian llegó a la gran mansión que acababa de heredar en una remota comarca de Francia, lo único que sabía era que existían otros pretendientes a las propiedades del viejo edificio y las tierras. A pesar de que los aldeanos le reconocieron como el señor de la mansión, dos personas surgieron del bosque para dejar claro que también estaban interesadas en ella. Y con esas personas llegó el miedo y el deseo, el terror y el amor...una combinación que podía ser irresistible... y también fatal."


Es una pena el que me haya topado con este libro de Tanith Lee, el cual tengo que reconocer me ha decepcionado bastante.

Tampoco es que esperaba mucho de él.

Simplemente, lo tenía en la estantería, y por sus dimensiones pensé que podría ser una lectura rápida y amena.

Y he aquí que no.

El habitual método de narrar de Lee que hace que sea una muy buena experiencia el leer una de sus novelas o cuentos, no lo encontramos aquí en esta historia.

Una historia al más puro estilo “caza de brujas”, en este caso de hombres lobos, y con dosis de suspense y erotismo, pero que una vez terminada nos deja bastante fríos.

Mal desaprovechada, con muchas lagunas argumentales, y un desarrollo de los personajes que no llega a ser del todo satisfactorio.

Lo que si saco en claro, y quizás es lo que la autora quería hacer destacar, es que los malos no son siempre los que a priori podrían ser.

En este caso, vemos como por culpa del mistiscismo o miedo a lo desconocido y por las influencias tradicionales o religiosas de una poblacíon, la bestialidad del hombre supera con creces a la de la propia bestia.

Desde la perspectiva del lector, nos posicionamos a favor de la pareja de hombres lobos, al ver con que irracionalidad son atacados por una muchedumbre histérica e imbuída por fuertes supersticiones.

Y ya está, no espereis sacar más conclusiones de este relato de Lee, el cual no está a la altura de la calidad literaria demostrada en anteriores obras suyas, las cuales, dicho sea de paso, muy difíciles de encontrar traducidas al español.

Como recomendación de la autora, no dejeis de leer “Volkhavaar” y “El Señor de la Noche", sendos premios Gigamesh a la mejor novela de Fantasía en 1986 y 1987.

No hay comentarios: