viernes, marzo 19, 2010

NUESTROS AMIGOS DE FROLIK 8, por Philip K. Dick



Nos encontramos en La Tierra, o mas concretamente en el continente americano en un futuro cercano, en el cual la humanidad (o por lo menos una parte de ella), ha sufrido una serie de mutaciones.

Por un lado nos encontramos con los Inusuales con poderes extraordinarios, y por otra, los Nuevos Hombres, con una inteligencia muy superior al de resto de los mortales.

Por último, nos encontramos con Los Antiguos, que no es ni mas ni menos que la inmensa mayoría de la humanidad, tal como la conocemos, con todas sus limitaciones actuales.

Ni que decir tiene, que los dos primeros grupos han desplazado a Los Antiguos de todos los órganos administrativos y de poder, controlando entre los dos el acceso a los mismos y rotando entre ellos en la gobernación.

Esto hace que haya un constante estado de tensión entre los Antiguos y los demás, conspirando para que todo vuelva a ser como antes, pero encontrándose en todo momento la oposición de estos últimos.

En la novela podemos ver desde cuerpos de élite secretos (en plan nazis), campos de concentración para los disidentes, los diferentes grupos de Resistencia, etc….

De hecho, durante el desarrollo de la novela, hay una carrera contra reloj para evitar la llegada de un famoso disidente (Thor Provoni) que emigró en su momento, con una nave espacial, en busca de ayuda extraterrestre.

Es en la vuelta de Thor, con un estraño ser de otro mundo, cuando se precipita todos los acontecimientos de la historia.

Uno después de haber leído esta novela corta de Dick, se plantea serias dudas de en que momento la escribió el autor, si cuando estaba inmerso en el mundo de las drogas o antes.

Y es que la novela no es que sea excelente, si no más bien irregular, con muchos altibajos en el argumento.

En ella nos encontramos acción, humor (bastante) y una crítica mordaz a una sociedad manejada por unos pocos elegidos, que impiden el desarrollo de los demás individuos, quizás, por miedo a perder su estatus.

En la historia no solo nos encontramos en una carrera contrareloj por la salvación de nuestro protagonista, Nick Appleton, sino que también es la salvación de un colectivo (la inmensa mayoría de la humanidad) ante la inminente llegada Thor Provoni.

A pesar de todo esto, el autor no consigue que la novela llegue a más, y aunque su lectura es entretenida (y rápida), no deja de ser un mero entretenimiento ocasional, el cuál no invita a una 2º lectura.

3 comentarios:

David CF dijo...

Leí hace unos meses una novela que toca casi por completo el mismo tema: "Mundo de Dioses", de Rafael Marín. Se puede leer la novela, pero le falta un "algo" que no se definir. Es decir, me entretuvo, me gustó la idea, pero tiene algunas secuencias algo pesadas y es una pena que no haya sacado más partido a la novela.

Cechave dijo...

Ese es el problema, David, que algunas veces llega a nuestras manos una novela que tiene unas premisas interesantes, y que despues, por alguna u otra razon, el autor de la misma no sabe desarrollarla bien, y se pierde en chorradas.

De todos modos, algunas veces, un punto cómico es de agradecer. En eso, Terry Pratchet es el amo.


Saludos.....

David CF dijo...

Es que Terry Pratchett rulezzz! Jeje! Me gustaron especialmente todos sus libros protagonizados por la Guardia Nocturna de Ankh-Morpork :P (Zanahoria, Vilmen, Noby Nobbs, Detritus, Angua,.....) Fantásticos todos, jaja! :)