lunes, marzo 16, 2009

DEMOGORGO, por Brian Lumley


Este ha sido el último libro que leí, y la verdad es que no sé por que me molesto en hacer un artículo sobre el mismo.



Es para olvidar.

Para que os hagáis una idea, nada más terminarlo, lo puse a la venta en mi tienda de Ebay...

Y es una pena, ya que mi primera aproximación a Brian Lumley fue con sus "Crónicas Necrománticas", y sobra decir que me dejó una grata impresión.

"El que habla con los muertos", título del primer libro de la saga, hizo que quisiera más, por lo que acabé comprándome todos los que hay editados en español. Es verdad, que alguno flojea, pero en líneas generales guardan una cierta calidad, permitiéndose el autor el hacer una interesante combinación de géneros: terror (vampiros), novelas de espías (diferentes agencias gubernamentales) y fantasía (traslados a universos paralelos y personajes con poderes psi).

Además de esta saga, Lumley tiene numerosas aportaciones al Universo de Cthulhu, con relatos cortos y criaturas de nueva invención, que si bien no llegan a la altura del genial Lovecraft, son muy entretenidos de leer.

Pero después cae en mis manos esta novela del mismo autor y me llevo una auténtica decepción.

Imaginaos cuando uno ve una película de serie B, con todos los argumentos clásicos de terror, con muchos errores de argumento (y como no, técnicos), que parece que se han quedado a medio presupuesto (de lo poco que dispondrían)....¿os lo imagináis?. Pues eso es esta novela.

Pero con una diferencia: que en vez de sacarnos una sonrisa y ser permisivo con todos sus defectos, ya que somos conscientes del subproducto que tenemos entre manos; la sensación que nos deja es el de haber perdido el tiempo.

Algunos de vosotros estaréis pensando de que va la novela, y es muy sencillo describirla: trama desarrollada a lo largo de cincuenta años, en cuatro países, arqueólogos, saqueadores de tumbas, mafiosos, asesinatos, violaciones, historia amor incluida, ..., y el anticristo, que no para de reencarnarse. En definitiva un batiburrillo de personajes y hechos, que en conjunto no terminan de cuajar.

No sé vosotros, pero yo no se la recomendaría a nadie, ¿o sí?

Espero vuestras opiniones.