viernes, mayo 08, 2009

1.997, RESCATE EN NUEVA YORK

Si hay un Director de Cine capaz de sacar algo de provecho de un proyecto con poco presupuesto, medios precarios, actores no demasiado conocidos o con caché medio-bajo, y garantizar un mínimo de Fans (fanáticos de sus obras) ese es sin lugar a dudas John Carpenter.

Y es que estamos ante un director, que durante muchos años sus películas se han movido más en la serie B, pero que a la vez arrastra una legión de seguidores que están al tanto de cualquier novedad de su trabajo. Llegando a veces a idolatrarlo y decir de él que es un referente del cine macarra o políticamente incorrecto.

Y hoy vamos a hablar de uno de sus grandes éxitos que refleja muy bien todo esto que hemos comentado. Me estoy refiriendo a “1.997: Rescate en Nueva York”.

La película se estrenó en 1.981, con un presupuesto de 7 millones de dólares y recaudó cerca de 25 millones en taquilla, por lo que fue un rotundo éxito.

Junto con su anterior película (La Noche de Hallowen), la cual tuvo muy buen resultado en las taquillas, Carpenter se puso en primera línea de directores más rentables en términos inversión-resultados.


Con un guion que tenía escrito desde hace tiempo, y con unos medios pobres, tan característicos en él, se sacó de la manga esta genial película futurista, en una época en que a todo el mundo le daba por teorizar sobre cual iba a ser nuestra realidad en un futuro no muy lejano.

Antes de continuar con el análisis, y si por si acaso os da por conseguir una copia de esta película para visionarla, os quiero advertir que para poder disfrutarla, no podemos ser muy críticos con los efectos especiales y el poco despliegue de medios.

De hecho, hoy en día a más de unos nos saca una sonrisa al ver como está rodada la película, si la comparamos con las actuales grandes superproducciones…


La trama es bien sencilla:

“el nivel de actos delictivos a crecido proporcionalmente al aumento de la población mundial, y en los EEUU se escoge la Isla de Manhattan, para convertirla en una enorme prisión y aislarla del resto del mundo. Y aquí comienzan a residir los peores criminales, o sea los desechos de la sociedad.

En una semana importante, en la cual hay una cumbre mundial de líderes de estado, el Presidente de los EEUU (Donald Pleasence), sufre un accidente con el Air Force One, del cual logra escapar por medio de una cápsula de salvamento, con tal mala fortuna de que se estrella en dicha isla de proscritos.

Un grupo de soldados de élite, comandados por Hauk (Le Van Cleef), el cual opera desde La Estatua de la Libertad, fracasa estrepitosamente en un intento de rescatar al Presidente.

En vista de las circunstancias, deciden probar otra estrategia, recurriendo a un prófugo, Snake Plissken (Kurt Russell), ex-militar condecorado, pero renegado por su carácter y rebeldía. Todo un anti-heroe, al que le ofrecen redención y libertad con la condición de cumplir la misión.



Cuando Plissken llega a la Isla, se da cuenta de que la tarea no va a ser fácil, ya que el Presidente es rehén de un peligroso asesino apodado El Duque (Isaac Hayes), que tiene bajo su control toda la Isla, en la cual impera un modelo de anti-estado, similar a la Anarquía.

Lo curioso de esta película, es que a medida que se van desarrollando los acontecimientos, Carpenter consigue que los espectadores estén de parte de los delincuentes, y en especial de la peculiar visión que tiene de la sociedad el personaje protagonista.

Con este papel, Kurt Russell se convertiría en el actor fetiche del Director, llegando a trabajar juntos en numerosas ocasiones: La Cosa, Golpe en La Pequeña China, 2013 Escape From L.A.,….



Donald Pleasence está genial también en su papel de Presidente, dándole un aire patético al personaje, que a la mínima se convierte en un guiñapo de persona. Un pusilánime, acobardado ante la posibilidad de perder la vida, sin pararse a pensar en ningún momento que el toma decisiones todos los días que implican la pérdida de otros en semejantes condiciones.

No sería justo el no poner en un lugar destacado en este film a otros dos pedazos de actores, Le Van Cleef y Ernest Borgnine.

El primero por la réplica que le da al personaje de Russell, en cuanto a lucha de caracteres fuertes y con egos muy definidos, y el segundo por que siempre fue un secundario de lujo en muchas películas de Hollywood.



Esta película tuvo una secuela en 1.996 (2013: Rescate en L.A), completamente olvidable por su patetismo en las situaciones, y es que, si al primera le perdonamos todos sus defectos por el momento en que se rodó y con que medios, a la segunda no es de recibo que repitiesen lo mismo, incluso empeorándolo con situaciones absurdas en algunos momentos de la trama.

Por lo que tengo entendido, hay un acuerdo para realizar una tercera entrega, en la cual parece estar confirmado Gerard Butler. Pero todavía son rumores.



Para finalizar este artículo, una cuantas anécdotas:

- Para interpretar a Snake Plissken, el director había pensado en Clint Eastwood; al no fructificar las conversaciones, pasaron a ofrecérselo a Tommy Lee Jones, el cual lo rechazó. Con lo cual, al final se escogió a Kurt Russell, quien si aceptó y fue todo una cierto, ya que no es difícil imaginar al personaje con otro actor hoy en día.

- El protagonista de la saga de videojuegos Metal Gear Solid se llama Solid Snake (Serpiente Sólida). Es un pequeño homenaje hacia la película de Carpenter, ya que el director del juego, Hideo Kojima lo reconoció públicamente, declarando que 1997: Rescate en Nueva York es una de sus películas favoritas de todos los tiempos. Además en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, Snake utiliza un pseudónimo Iruqois Plissken, otro homenaje más.

6 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

Qué profesional y estupendo crítico, al menos de cine, eres.
Te felicito, ha sido un deleite leerte.
Saludos.

Cechave dijo...

Muchas gracias por los halagos Rudy, pero simplemente soy un aficionado, que da su impresión..

De todos modos, es de agradecer que a la gente le guste mis opiniones e intento que tambien me den la suya, para poder contrastar.

Pharpe dijo...

La primera parte como dices fue (Dentro de sus posibilidades) muy buena. La segunda parte ... podemos decir que es entretenida, pero sin más.

Un saludo Cechave ;)

Cechave dijo...

Gracias por tu comentario, Pharpe.

Efectívamente....la segunda parte era muy flojucha...., con situaciones absurdas...

Fatelux dijo...

Es un peliculón, de las clasicas de la serie B, una pena que la cagasen luego con la segunda parte que es un truño colosal.

Las pelis de serie B tienen esa cosa que es qu estan hechas con cariño y son muy originales.

Abrazos

Cechave dijo...

Fatelux, reconozco que me gustan muchas películas consideradas de serie B, por que siempre tienen algo...

Es más, añadiría que hay muchas superproducciones de cine, que automáticamente las bajaría a categoría B o C, porque lo único que les diferencia es la pasta gastada (y mal empleada).